Noticias y Orientación

shutterstock_209812444

¿Pasión por el arte? ASEGURE sus piezas y su inversión

Pintura. Escultura. Fotografía. Una colección de arte, además de enriquecer su espíritu y su entorno, es un valor que debe ser bien protegido y asegurado.

La afición de coleccionar arte data de las civilizaciones más remotas de la humanidad. Al día de hoy, coleccionar arte sigue siendo un deleite y en ocasiones, una forma de inversión.

“Es un momento muy interesante. Hemos tenido los mejores tres años [en el mundo de la adquisición de arte] versus los peores tres años [en la economía] en Puerto Rico”, señala Francisco Rovira, fundador de la conocida galería santurcina Roberto Paradise y miembro de la New Art Dealers Alliance.

Según el joven asesor en arte, eso se debe al crossover de una serie de artistas puertorriqueños o con base en la Isla como: Enoc Pérez, Melvin Martínez, Carlos Rolón (Dzine), Gamaliel Rodríguez y Zilia Sánchez, entre otros, cuyas piezas han aumentado de precio notablemente. Y es que bien seleccionada tras la asesoría de un experto, una obra de arte puede convertirse en un valor importante en el caudal de una familia o individuo.

Y hablando de valores, sea que se adquieran piezas por la predilección de un artista, época o estilo en particular, protegerlas y asegurarlas, es tema obligado. En eso coinciden tanto el galerista Rovira como Eduardo Criado Gierbolini, presidente de Popular Risk Services.

“Hemos visto un auge en la concienciación por asegurar las obras de arte. Aquellos clientes que empiezan ese proceso [de coleccionar], cuando se fijan ya tienen una cantidad de dinero grande invertida y quieren proteger esos activos”, expone Criado, quien lleva más de 20  años en la industria de seguros.

Una vez decide asegurar sus obras, empieza un proceso que incluye la valorización de la(s) pieza(s) por un experto, el inventario detallado de las mismas y la cotización de la póliza de seguro. Se asegura cada pieza y no la colección. Por eso, Criado alude a un proceso de discernimiento por parte del propietario. Raúl de la Torre Cortada, vicepresidente de Seguro de Título y asiduo coleccionista de arte puertorriqueño, apunta a la importancia de saber decidir cuánto riesgo se quiere asumir y cuánto pasar a una póliza. Como ejemplo, de la Torre asevera que es vital enfocarse en piezas de alto valor económico.

Ya con la póliza activa, debe hacer una revisión anual junto a su corredor de seguros. Esto va de la mano con una revisión del valor de sus piezas que deberá hacer en un período de cada 3 a 5 años, según la recomendación de los expertos de Popular Risk Services.

¿Interesado en iniciar o nutrir una colección de arte que le rinda un buen valor?

Francisco Rovira insiste en que se debe revisar el curriculum vitae del artista: sus exhibiciones, instituciones que coleccionan sus piezas y las críticas que ha recibido, entre otros. Mientras, el curador del Museo de Arte de Ponce, Pablo Pérez D’Ors, dice que hoy en el mercado internacional los precios permiten adquirir y formar una buena colección privada -algo que antes era solo posible para instituciones como museos. “Para los que gustan del arte antiguo es un gran momento”, asegura.

Finalmente, debe saber que mantener sus piezas en buenas condiciones requiere de cuidados que solo debe hacer un conservador bien preparado. Rovira asegura que en la Isla los hay y muy buenos; educados en Europa sobre los últimos procesos y tecnologías.

Así que es tiempo de asegurar y darle atención especial a esos objetos únicos que, además de ser parte de su patrimonio personal, son también muestra de la producción cultural de nuestro país.