Noticias y Orientación

shutterstock_370973924

¿Cuánto debemos ahorrar para emergencias?

Por: Lcda. Laura M. Torres González
Planificadora Financiera / Vicepresidenta Auxiliar
Wealth Management Division, BPPR

El ahorro es parte fundamental de la planificación financiera, pero prepararse para emergencias requiere ahorrar de forma diferente. Mediante la creación de un fondo de emergencia se busca evitar acceder a los activos destinados para otros propósitos, entre ellos, los del retiro.

Un fondo de emergencia es una cantidad líquida separada de los activos que se usan para las transacciones diarias. Se recomienda que este tipo de fondo cubra los gastos para al menos unos tres a seis meses, pero no más de dos años. Ahorros en exceso de los gastos de dos años, deben reservarse con otros propósitos alineados a sus objetivos financieros.

Factores a considerar para establecer un fondo de emergencia:

1. Gastos mensuales: Se deben contemplar aquellos gastos que son necesarios, por ejemplo: la hipoteca, comida y el pago de utilidades.

 2. Seguridad en el empleo: La certeza o seguridad del recibo de ingresos determina si el fondo de emergencia debe ser mayor. Por ejemplo, la seguridad de ingresos varía si la compensación del empleo proviene de comisiones u otros ingresos variables o de un salario regular.

 3. Ingresos del hogar: El número de personas que trae ingresos al hogar y la cantidad de dependientes son factores clave. En cada caso, se debe considerar si los dependientes son menores o mayores edad (como por ejemplo padres dependientes de sus hijos). Cabe recordar que las necesidades de cada grupo generacional son diferentes. Además, debe considerar si recibe ingresos pasivos (rentas e intereses) o activos (producto del trabajo). Tome en cuenta que el fondo debe ser mayor cuando solo cuenta con ingresos activos ya que estos pueden disminuir en caso de incapacidad, enfermedad o desempleo.

4. Posibles emergencias: Se pueden contemplar gastos extraordinarios, pero probables. Un ejemplo de estos sería si uno de los miembros del hogar padece de alguna condición de salud.

5. Otros activos: En la medida que se tengan otros activos líquidos, la cantidad destinada al fondo de emergencia puede ser menor. Las cuentas de inversiones, por ejemplo, podrían ser un determinante.

6. Tranquilidad personal: El elemento de tranquilidad es uno subjetivo que influye en la cantidad de dinero que la persona quiere mantener en su fondo de emergencia para sentirse cómodo.

Como medida de protección, se recomienda que si el hogar se compone de una pareja, ambos tengan cuentas separadas (a su nombre) con la mitad de los activos que determinen como fondo de emergencia. De esta forma, se evitaría que de fallecer uno de los titulares, el sobreviviente no tenga acceso al fondo. En Puerto Rico, la Ley permite a los herederos retirar $15,000 o el 25%, lo que sea mayor, del balance de las cuentas del causante, antes de obtener el Relevo de Hacienda. La distribución de activos de la cuenta se hará con la división de la herencia del causante. Este proceso puede demorar meses, por lo que se recomienda la creación de cuentas individuales.

En conclusión: ¿Cuánto debemos ahorrar para emergencias? La respuesta depende de diversos factores, incluyendo los mencionados anteriormente, y tomando en consideración sus circunstancias personales y objetivos financieros.

Le invitamos a que consulte a un planificador financiero1 de Popular One para que le asista en la creación de su fondo de emergencia.

1 El plan financiero conlleva un costo y puede variar dependiendo del plan. Banco Popular de Puerto Rico, sus subsidiarias y/o afiliadas no se dedican a ofrecer servicios de asesoría contributiva, legal o contabilidad. Si usted requiere asesoría legal, contributiva o de contabilidad, debe consultar con un profesional especializado en estas áreas.