Noticias y Orientación

shutterstock_191230553

Maneje los Cambios: el checklist para evaluar una póliza de seguro de vida

Es posible que usted ya lo sepa, pero sus hijos no. Aproveche su conocimiento para que exhorte a los suyos a revaluar sus pólizas de seguro de vida con la lista de cotejo a continuación. Además, verifique si algún ítem ahora le aplica a usted.

Aprovechar al máximo los beneficios de su póliza requiere de ajustes cada cierto tiempo por los diversos acontecimientos que la vida nos trae. Casarse, tener un hijo, la compra de una casa son sucesos que harán necesario que revise su póliza como parte de su planificación financiera, pero no son los únicos eventos que requieran un repaso. Considere evaluar su póliza en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Just Married – ¿Ha contraído nupcias? Determine si la cubierta que tiene sigue siendo apropiada. Actualice su lista de beneficiarios para incluir a su pareja y, si aplicara, someta un cambio de nombre. Incluso, podría considerar un seguro de vida para su nuevo cónyuge.
  • Bienvenido, bebéSegún su familia crece, le toca asegurarse de actualizar su lista de beneficiarios. Además, con las responsabilidades que trae consigo el nacimiento o la adopción de un nuevo hijo, seguro que necesitará mayor cubierta. Recuerde que las destrezas que tiene y se requiere del cuidador primario de un menor no se sustituyen fácilmente, y que, a falta de estas, el cuidado es costoso.
  • Casa nueva – Ser dueño de su propio hogar es un evento emocionante. Ante una decisión tan importante como esa o como refinanciar su hipoteca actual, considere adquirir una póliza más amplia que asegure que los requerimientos de la hipoteca continuarían cubiertos en caso de su fallecimiento.
  • Préstamos o retiros para metas importantes – Metas económicas de una familia, como el proveer para la educación universitaria de un hijo/nieto, o los ahorros para el esperado retiro, pueden afectarse en el caso de su fallecimiento. Los ingresos de un seguro de vida podrían usarse para ayudar a financiar estas metas. Ciertamente hay pólizas que permiten retiros o préstamos de fondos que podrían usarse para suplementar el ingreso de retiro o pagar costos universitarios. Pero, quien opta por esa opción debe saber que los préstamos y los retiros pueden reducir el valor en efectivo y el beneficio por muerte de la póliza y aumentar la posibilidad de que la misma caduque. Incluso pudiera resultar en una deuda contributiva si la póliza es terminada antes del fallecimiento del asegurado.
  • La compra, venta o el inicio de un negocio – Si usted deja su trabajo actual para comenzar un nuevo negocio, asegúrese de atender los cambios en la cobertura del seguro de vida cuando salga del plan de beneficios de su patrono. O, de otro modo, revise sus objetivos y considere las formas en que un seguro de vida se pueda usar como herramienta de negocio. Por ejemplo, para propósitos de sucesión de negocio, podría estar interesado en obtener cubierta para financiar un Acuerdo de Compraventa. En ciertas circunstancias, podría considerar nombrar socios del negocio como beneficiarios.
  • Cambio de empleo – Tiene un nuevo trabajo. Pues bien, preste atención a los beneficios que ofrece su nuevo patrono. El uso de un seguro de vida como beneficio para el empleado puede variar de un patrono a otro y, esto tiene que tomarse en consideración para que revise su póliza personal.

Mediante revisiones anuales usted puede mantener el diseño de una cubierta de seguro de vida que le ayude a sostener a sus seres queridos y a cumplir con sus metas y obligaciones financieras en caso de fallecimiento. Lo recomendable es que cuando se asome algún acontecimiento mayor reexamine su póliza junto a su experto en seguros. Así estará mejor preparado para lo que la vida le presente.

# # #

El contenido de este material se preparó para propósitos informativos, educativos y para su consideración independiente, no incluye o toma en cuenta todos los factores que pudiesen ser relevantes a sus necesidades financieras, no debe de ser considerada como una recomendación personalizada o ser vista, como un consejo o como una sugerencia para efectuar (o inhibirse de efectuar) alguna acción particular.

Los productos de seguros no están asegurados por la FDIC, ni por ninguna otra agencia del gobierno, no son depósitos u obligaciones de, ni están garantizados por el Banco Popular, sus subsidiarias y/o afiliadas.