Noticias y Orientación

shutterstock_159444323

Planificación financiera: el arte como un activo

Establecer una colección de arte es un proyecto de vida -y una inversión de tiempo, pasión y dinero. Por eso, designarlas como herencia a sus sucesores o legarlas a alguna entidad, es algo que debe planear con igual dedicación.

Y es que ciertas piezas de arte pueden hasta convertirse en el activo de mayor valor en el caudal de una familia. Al mismo tiempo, tienen posibles consecuencias en el plano contributivo de los que las heredan. Además, estos bienes no líquidos (que no pueden convertirse en dinero con facilidad), requieren que los sucesores inviertan en su preservación.

La Senior Wealth Advisor, Zaida Montalvo, y la Planificadora Financiera, Laura Torres, ambas del equipo de expertos de Popular One, presentan puntos importantes para establecer un plan de sucesión efectivo de sus piezas de arte.

  • El inventario es vital. Haga uno y manténgalo actualizado, como lo hacen en los museos. Incluya en el mismo: la tasación, documentos de compra, fotografías de la pieza, localización de la obra y póliza de seguro de la misma, entre otros. Marianne Ramírez Aponte, Directora Ejecutiva y Curadora en Jefe del Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico (MAC), recalca la importancia de hacer un inventario de las colecciones y de tasar periódicamente las piezas “para que los valores estén al día con el mercado”.
  • Tema de conversación. Discuta con los posibles herederos su sentir y deseos para mantener las piezas, ya que además de su valor económico, algunas tendrán un alto valor sentimental. En el caso de herederos menos experimentados en el mantenimiento y cuidado de obras de arte, pueden acudir a instituciones como el MAC, donde ofrecen servicios de curaduría a empresas o individuos que incluye embalaje y conservación de obras.
  • En vida, se puede. Si desea donar en vida sus piezas, evalúe que ello no impacte adversamente a sus herederos forzosos. Estos son aquellos que la ley reconoce el derecho a heredar, al menos un tercio del patrimonio, conocido como tercio de legítima.
  • Para el beneficio de todos. Igualmente, en vida pudiera formalizar legados a entidades caritativas o museos, deduciéndolo en su Planilla de Contribución Sobre Ingresos como “Contribuciones a Entidades Caritativas”. De ese modo, toma ventaja reduciendo los impuestos a pagar en el año contributivo en que se hace el legado. Según explica Pablo Pérez D’Ors, Curador del Museo de Arte de Ponce (MAP), la institución cuenta con programas específicos para los distintos tipos de donaciones. Incluso usted podría comprar una pieza para donarla a un museo.
  • Fuera de la familia. Donar sus piezas a entidades caritativas o museos, le permitirá contar con una deducción en la Planilla de Caudal Relicto por Legados a Entidades Caritativas. Esta alternativa es la más simple para los herederos, si usted así lo dispone en su testamento.

Según las expertas, si residentes de la Isla interesan dejar su colección de arte como un legado a través de su testamento, deben considerar asesorarse con un abogado contributivo. Esto les asegura cumplir con las disposiciones del Código Civil de Puerto Rico y velar por el posible impacto de contribución sobre la herencia, tanto aquí como en Estados Unidos o el lugar donde se encuentre su colección u obra.

Los expertos de Popular One le pueden ayudar a planificar su sucesión velando por que se logren sus deseos y objetivos.

 

 

Banco Popular de Puerto Rico, sus subsidiarias y/o afiliadas no se dedican a ofrecer servicios de asesoría contributiva, legal o contabilidad. Si usted requiere asesoría legal, contributiva o de contabilidad, debe solicitar los servicios de un profesional competente.